DIARIO DE A BORDO  By

DIARIO DE A BORDO

No Gravatar

Cada mañana cuando abro los ojos,  pienso por unos segundos que todo ha sido un mal sueño, que nada de esto está pasando, pero luego me vuelvo a dar de bruces con la realidad en toda su crudeza, desgraciadamente todo sigue ahí.

¿Y qué hacer ante esto? pues desde luego tratar de ser positivos, levantarse y seguir adelante, aunque a veces el desánimo te venza.

En estos días estoy viendo que es muy fácil juzgar, insultar, arremeter, tacharte de ignorante, de mentiroso, es muy fácil levantar calumnias anónimas y lanzarte contra los más débiles, es muy fácil y simplista verlo todo desde fuera, y más aún cuando no has perdido nada.
He visto cómo insultaban y se reía en la cara de algunos inversores que siempre defendieron y creyeron en el proyecto, y que desde luego no se merecen este ataque. Igualmente he visto cómo personas anónimas trataban de insultar y comprometer a compañeros por el simple hecho de ser “cara visible” de la compañía, cuando su único crimen ha sido hacer su trabajo honestamente y de la mejor manera posible.

Defiendo la libertad de expresión, pero no todo vale, porque muchos comentarios hacen daño gratuitamente a personas que no tienen culpa de nada. Todos juzgamos, y a veces lo hacemos arbitrariamente, y dando palos de ciego, algunos por nervios o porque necesitan algo con lo que desahogarse, pero para eso están los tribunales que tendrán que investigar, juzgar y hacer que los culpables lo paguen.

Y mientras ¿dónde está Jenaro? ¿por qué hoy he recibido un mail remitido por él? ¿por qué tiene acceso a su móvil, y al correo?…
Sinceramente no lo he leído entero, he visto comentarios, he escuchado algo en los medios, pero no quería volver a dejarme embaucar por las palabras de un hombre que domina el arte de la seducción y el engaño. No quería que un mínimo sentido de la compasión pasase por mi mente. Ya no, tus palabras ya nunca más volverán a calarme, eso terminó. ¿Qué esperaba conseguir?

El otro día leí algo que me cabreó de verdad, según recogían algunos medios, Gotham calificaba la confesión de Jenaro como” bastante valiente y honorable” ¿honorable? ¿nos hemos vuelto locos? la palabra honorable no puede bajo ningún concepto asociarse con el nombre de Jenaro García, la palabra honorable denota honradez…no hay más que decir. Y ¿valiente? valientes son todos aquellos que tienen que empezar de cero gracias a él.

El ser humano es increíble, desgraciadamante, esto aplica tanto para lo bueno como para lo malo, pero prefiero quedarme con lo bueno, con la calidad humana demostrada por tanta gente que se ha acercado a nosotros, por los ánimos y apoyos recibidos, por el compañerísmo, por los clientes que nos muestran su solidaridad, en definitiva por las buenas personas que sí existen, gracias a Dios.

NOTA. Cuando escribí el anterior post, no pretendía convertirme en una abanderada de nada, sólo estaba relatando mi sentimientos y experiencia personal, necesitaba desahogarme, sin más. Quiero dejar claro, que desde estas líneas hablo por mí, no soy portavoz de nadie, ni pretendo serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>